7 Tips para mantener finanzas saludables este 2024

El artículo propone 7 consejos para organizar las finanzas en 2024 ante la incertidumbre económica del año pasado. Destaca la evaluación del negocio, establecer metas realistas, planificación adaptable, seguimiento basado en datos, priorizar la rentabilidad, implementar ahorros conscientes y mantener un endeudamiento saludable.

Para nadie es un secreto que en 2023 la economía tuvo fuertes altibajos, que de alguna u otra forma tuvieron efectos en el mercado restaurantero y de productos de consumo. Es así que resulta fundamental desarrollar una estrategia financiera exitosa que te permita mantener tus finanzas saludables ante un escenario retador.

Acá te dejamos 7 tips prácticos que te servirán para organizar tus finanzas en 2024:

1. Evalúa el estado del negocio

Lo primero es hacer un análisis minucioso del comportamiento y los estados financieros durante 2023, revisando factores como ingresos, liquidez, gastos, bienes, deudas, entre otros. Identifica cuáles fueron esos proyectos o categorías de mayor demanda, cuáles son los de mejor margen, cuáles implicaron gastos superiores a los ingresos, etc. Esto con el fin de entender si los rendimientos del año anterior dejaron ganancias, un buen margen o deudas.

De esta forma será posible establecer prioridades y necesidades para el año que empieza, y entender con qué se cuenta y qué obligaciones están pendientes.   

2. Establece tus metas financieras

El siguiente paso será definir objetivos a corto y mediano plazo. Estos pueden ser desde salir de deudas, hasta abrir una nueva sucursal de una ferretería, u ofrecer una nueva línea de servicios profesionales. Todo depende de los intereses y el rumbo que le quieras dar al negocio.

‍Asegúrate de que tus metas sean realistas, y estén acordes con las capacidades del negocio. Ponles fecha y crea un cronograma que te ayude a evaluar qué tanto has avanzado para cumplirlas.

3. Define tu estrategia teniendo en cuenta diferentes escenarios

El siguiente paso será establecer un esquema de trabajo en el que identifiques cuáles serán los pasos y etapas que te llevarán a cumplir los objetivos fijados. Asegúrate de crear un calendario en el que veas con claridad cuáles son los tiempos que debes cumplir, así como los momentos relevantes del año: temporadas de mercado, pago de impuestos, etc.

Ahora bien, partiendo de que 2024 se proyecta como un año de incertidumbre, es importante que tu planeación tenga la capacidad de adaptarse a diversos factores. En este caso la recomendación es evaluar diferentes escenarios hipotéticos así como las acciones más acertadas en cada uno de los casos. 

Por ejemplo: ¿Te has preguntado cómo afectaría tu negocio si los precios de ingredientes esenciales, como la carne o los productos básicos, subieran? ¿Cómo podrías ajustar tus menús o categorías de productos en caso de cambios en los costos? 

4. Establece un plan de seguimiento y guíate por los datos económicos

De nada sirve planear tus finanzas si no se hace un seguimiento juicioso de que las metas establecidas se estén cumpliendo. Es necesario crear un sistema de medición de los resultados en las diferentes etapas del proceso. Esto te permitirá saber si tus esfuerzos están rindiendo frutos y si debes afinar la estrategia.

Teniendo en cuenta la naturaleza y actividad del negocio, evalúa la periodicidad con que es necesario hacer esta revisión. Para esto es fundamental llevar un registro sobre las actividades financieras en tiempo real, el cual se puede realizar en diferentes plataformas: desde una app de finanzas hasta una hoja de Excel.

5. Prioriza la rentabilidad

En cualquier escenario, pero sobre todo ante la incertidumbre, la mejor estrategia que puede aplicar una persona o un negocio es ampliar o diversificar su fuente de ingresos y buscar la forma de ser rentable. En este sentido la recomendación es encontrar las áreas de oportunidad que tiene tu negocio.

Por ejemplo: : Explora oportunidades para fortalecer tu negocio de restaurante o abarrotes, como ofrecer servicios adicionales de catering o la introducción de nuevas categorías de productos o modelos de distribución innovadores.

Así mismo, es importante que con la mayor objetividad, identifiques cuáles son las áreas del negocio que no están generando el retorno esperado. Frente a estas, es necesario tomar acciones contundentes.

6. Haz un plan de ahorros y liquidez

Una enseñanza que nos dejó la pandemia fue la importancia de tener un colchón para responder ante diferentes eventualidades. Es así que para un año que se proyecta volátil, es fundamental contar con un plan de ahorro y uso consciente de los recursos, analizando cualquier inversión y evitando gastos innecesarios. 

En este caso, lo ideal es mantener sólo aquellas actividades que realmente generan un impacto en los números positivos del negocio, evitando cualquier desperdicio.

7. Mantén un nivel de deuda saludable

Es importante que si se planea adquirir un crédito o cualquier tipo de préstamo se haga de forma responsable. La recomendación es revisar la capacidad y necesidad de endeudamiento de la empresa, entendiendo muy bien si el financiamiento puede incrementar realmente la proyección de crecimiento. Igualmente, es necesario evidenciar el estado de las deudas adquiridas y qué tan oportuno puede ser asumir nuevos compromisos.

¡Lleva tu negocio al éxito! 👋

Recibe notificaciones de nuestras publicaciones y conoce todos los consejos que tenemos para ti.

Relacionados